Córdoba: una joven murió luego de consumir éxtasis en una fiesta electrónica

Compartir

Una joven de 28 años que se había descompensado tras consumir éxtasis en una fiesta electrónica murió en el Hospital Domingo Funes de Punilla, en Córdoba.

La joven fue identificada como María Agustina Di Martino, oriunda de la ciudad de Río Segundo.

De acuerdo a lo informado por los investigadores a medios locales, Di Martino sufrió una intoxicación con metanfetaminas. A las 07:00 del domingo, la joven llegó al centro de salud ubicado en la localidad de Santa María de Punilla donde se constató que tenía un edema cerebral y su estado era crítico.

La joven fue trasladada al centro de salud en estado crítico. (Foto: Cadena Centro FM)
La joven fue trasladada al centro de salud en estado crítico. (Foto: Cadena Centro FM)

Finalmente, tras permanecer en terapia intensiva durante un día, su cuadro se agravó y falleció este domingo por la tarde. Hasta el momento no está claro con quién se encontraba en la fiesta y se abrió una investigación para determinar lo que ocurrió durante la noche.

La joven estuvo en el predio de “La Estación”, un predio ubicado en jurisdicción de Malagueño, camino a Carlos Paz.

Bajo investigación

Voceros oficiales indicaron a La Voz que no hay dudas de que se intoxicó tras haber consumido éxtasis.

“Estamos en plena etapa investigativa. Tratando de determinar qué consumió y si alguien le suministró alguna sustancia. Se ordenaron distintas medidas procesales para determinar qué sucedió, dónde sucedió, tratando de reconstruir los hechos que terminaron con el fallecimiento de esta joven”, señalaron los investigadores.

María Agustina Di Martino trabajaba en el laboratorio bioquímico de su madre en Río Segundo, ciudad ubicada a 50 kilómetros al sudeste de la Capital.

El caso quedó a cargo del fiscal Ricardo Mazzuchi en la fiscalía de Instrucción N° 2 de Villa Carlos Paz.

Éxtasis es el nombre popular con que se conoce a la metanfetamina (MDMA), una droga de diseño que provoca serias intoxicaciones y alteraciones cardiovasculares.

Antecedentes de consumo de éxtasis en Córdoba

En 2019, Samir Andrés Velázquez (20) falleció tras consumir éxtasis en una fiesta electrónica realizada sin autorización en una casona de Camino a 60 Cuadras, un barrio de la zona sur de esta Capital. Por su muerte fueron condenados los tres organizadores de la fiesta, quienes recibieron una pena de cuatro años y medio de cárcel, por el delito de “facilitación de condiciones para el consumo de estupefacientes”.

En 2017, murió Pablo Daniel Rielo (35), un personal trainer que llegó de Rosario a Córdoba a participar de una fiesta electrónica en el complejo Forja. El hombre había consumido éxtasis allí y cuando se descompuso, intentó pedir ayuda en las afueras del complejo de barrio Talleres Este donde una vecina lo auxilió pero para cuando llegó la ambulancia el joven había fallecido.

Un año antes, en 2016 murió la pintora de Río Tercero, Tania Abrile (35), quién se descompuso en otra celebración realizada en el Orfeo Superdomo en la zona norte de esta Capital; y en 2014 murió Francisco Mignola, un joven de 19 años que había ido a una fiesta electrónica en Valle Hermoso. (Fuente: TN).