Detienen a un «libertario» en un centro neonazi por «celebrar» el atentado contra Cristina

Compartir

Celebró en redes sociales el atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y quedó detenido tras los allanamientos. Se trata de un estudiante de sociología de 38 años, integrante de un espacio político-cultural con orientación libertaria que quedó acusado de «intimidación pública».

Fue por sus declaraciones de celebración y apoyo en redes sociales sobre el intento de magnicidio contra la vicepresidenta.

José Derman, integrante del Centro Cultural Rittenhouse, agrupación que se autodefine como «un espacio de carácter anti-comunista» y quien en un video de Youtube lamentó que no hubiera salido el disparo efectuado por Fernando Sabag Montiel contra la vicepresidenta en la noche del jueves.

La causa se abrió debido a que en los últimos días cuando los investigadores tomaron conocimiento de la circulación del video que se titula “Nuestro total apoyo al HEROE brasileño que intentó hacer JUSTICIA por los argentinos”, y donde se lo ve a Derman realizar una defensa de Sabag Montiel, el acusado del atentado contra Cristina.

Derman fue detenido a partir de la investigación de la Dirección de Contraterrorismo de la Policía bonaerense, el hombre convocaba a tomar las armas“para arrancar de raíz al marxismo”,  y apuntó contra el actual Gobierno.

El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 3 de La Plata, dispuso tres allanamientos en la capital bonaerense, en uno de los cuales se detuvo a Derman.

Uno de ellos fue  en el “centro cultural” neonazi Kyle Rittenhouse, ubicado en calle 5 N° 561 entre calle 64 y 65.

Se secuestraron: un proyectil de mortero de 83 mm, una Netbook, 3 CPU, un dron con control remoto, 3 celulares, 2 pendrives y 2 handys.

Ell proyectil de mortero  fue detonado en el Ceamse de La Plata. 

El mortero secuestrado en uno de los allanamientos.

Según los investigadores, Derman integra una agrupación que montó un local en La Plata cuyos fundadores e integrantes promueven públicamente discursos de odio, intolerancia y negacionismo.

El espacio idolatra la figura de Kyle Rittenhouse, un joven de Illinois, Estados Unidos, quien con un rifle semiautomático asesinó a dos personas en el marco de las protestas contra la brutalidad policial en 2020 y, además, promociona las tendencias negacionistas en torno los crímenes de lesa humanidad en la última dictadura y emplean en el local insignias neo-nazis.

Desde sus redes sociales, en apariciones públicas o mediante videos y textos, hacen referencia al 24 de marzo como «el Día de Lucha contra la Subversión» o afirman mediante pintadas en la ciudad que las víctimas del genocidio no fueron 30.000.

A la vez, en muchos de sus comunicados se refieren a las personas detenidas-desaparecidas como «terroristas«, reflotan en sus redes la teoría de los «dos demonios», «la guerra sucia» y «la amenaza subversiva» y también se comparten materiales de reivindicación a represores militares.

Desde el espacio, además, dañaron y pintaron murales platenses por la Memoria, Verdad y Justicia con expresiones como «Muerte» sobre rostros de Madres de Plaza de Mayo o escribieron «Zurdos comunistas» sobre el mural-homenaje al histórico dirigente del Partido Comunista Revolucionario Otto Vargas.

El CCKR se presenta a sí mismo en sus redes como «un espacio cultural-político de carácter anticomunista y antiideología de género»; reivindica la lucha contra lo que denominan una «coalición femimarxista».

La entidad hace referencia acerca de una supuesta crisis de los «valores occidentales y cristianos», que señala a la visibilidad de minorías y al avance en políticas de derechos humanos como los culpables del declive de la civilización.

Los teléfonos celulares y las computadoras secuestradas.

El detenido además tiene denuncias de acoso sexual por varias mujeres a las que, según informaron, les envió por las redes mensajes privados con fotos de sus genitales sin consentimiento.

«Derman es un señor que en el 2020 se empezó a viralizar cuando distintas chicas lo empezaron a denunciar por enviar fotos y videos de él masturbándose. A mí en su momento me hicieron una nota y él se justificaba eludiendo que por la pandemia no podía conocer mujeres y comenzó a hostigarme en mi carácter de militante por luchar por los derechos de las mujeres«, denunció en diálogo con A24 Florencia Cerda, abogada y víctima de Derman.

«Lo terminamos denunciando en la Ciudad de Buenos Aires por amenazas y después de un análisis determinaron que no comprendía lo que hacían. Según la justicia, no estaría en sus facultades mentales óptimas y cerraron la causa«, agregó. (Crónica).