Rompieron 11 silobolsas con 1.900 toneladas de maíz valuadas en $70 millones en un campo bonaerense

Compartir

Los ataques a establecimientos agropecuarios no cesan. Esta vez, el damnificado fue Francisco Hidalgo, un productor del partido bonaerense de General La Madrid, quien este fin de semana sufrió la rotura de 11 silobolsas que, en total, contenían unas 1.900 toneladas de maíz valuadas en $70 millones, en lo que resulta el mayor ataque de este tipo registrado hasta el momento en el campo.

El hecho se da en un contexto donde el gobierno nacional, apremiado por la necesidad de dólares, viene presionando a los productores agropecuarios para que vendan la cosecha almacenada, primero responsabilizándolos de la escasez de divisas y acusándolos de especuladores, y luego ofreciéndoles un dólar diferencial de $200 para quienes entreguen sus granos durante septiembre.

En este escenario, el pasado domingo Hidalgo amaneció con un llamado que le daba aviso sobre la rotura de 11 de sus silobolsas. Enseguida se trasladó al establecimiento y, trabajando incansablemente para ganarle a la lluvia que se anunciaba para la noche, con la ayuda de más de una decena de personas, utilizando palas manuales e hidráulicas, pudieron juntar el cereal que se encontraba desparramado a la intemperie y taparlo antes de que llegue la tormenta, evitando así una pérdida millonaria.

«Creemos que, a pesar de que llovió, no vamos a tener pérdidas porque empleados de ese y de otros campos más vecinos, de forma voluntaria, trabajaron con nosotros todo el domingo para tapar los silobolsas rotos», dijo el productor damnificado en diálogo con Clarín Rural.La tormenta amenazaba con arruinar todo el maíz que quedó desparramado a la intemperie pero pudieron cubrirlo antes de las lluvias. Foto: gentileza Francisco Hidalgo.

La tormenta amenazaba con arruinar todo el maíz que quedó desparramado a la intemperie pero pudieron cubrirlo antes de las lluvias. Foto: gentileza Francisco Hidalgo.

Aunque no hay certezas todavía, se estima que la rotura se produjo el sábado por la noche y los delincuentes habrían ingresado caminando ya que no hay huellas de vehículos. Hidalgo realizó la denuncia correspondiente y ahora el hecho se encuentra en etapa de investigación. El productor dejó todo en manos de la Justicia y habiendo podido poner a resguardo la cosecha, ahora prefiere «dar vuelta la página», según expresó. (Clarín).