Todo trucho: incautaron falsificaciones a gran escala de herramientas Honda y zapatillas Nike

Compartir

En cuatro domicilios de Villa Tesei, Chacabuco y Tortuguitas, la división Inteligencia Contra El Crimen Organizado de la PFA ejecutó un operativo ordenado por el Juzgado Federal N°2 de Morón, el Federal N°2 de San Martín y el Federal de Junín, que condensó múltiples causas. Se secuestraron 12 grupos electrógenos, 110 taladros inalámbricos y percutores, 16 sierras caladoras, seis pulidoras, tres martillos de demolición, 38 amoladoras, todas herramientas pesadas, además de medio millón de pesos. La lista sigue: trece motosierras, 16 rotomartillos, 41 soldadoras.

El foco: falsificación de marcas, principalmente Honda. El grupo incluso imprimía sus propias etiquetas y las pegaba en productos locales. Hubo varias firmas implicadas, con nombres como Del Oeste Herramientas y Distribuidora Merlín.

Así, se comenzó una serie de seguimientos y vigilancias encubiertas. Luego, se descubrió una tercera distribuidora vinculada en Tortuguitas. Honda no era la única marca damnificada, con otras firmas clonadas en etiquetas como DeWalt y Makita. La mercadería fue incautada y no hubo detenidos.

Por su parte, la semana pasada, la división Delitos Tecnológicos de la PFA -que depende de la Superintendencia de Investigaciones Federales- allanó la semana pasada en el Nudo 6 de Fuerte Apache a Roberto Germán Ventura, argentino, de 43 años, que resultó detenido, con una causa a cargo del Juzgado Federal N°2 de San Martín.

Las etiquetas incautadas a Roberto Germán Ventura por la división Delitos Tecnológicos.Las etiquetas incautadas a Roberto Germán Ventura por la división Delitos Tecnológicos.

Según la acusación en su contra, se dedicaba a la fabricación de forma industrial de todo tipo sellos, etiquetas y marroquinería de empresas como Nike, New Balance y Puma. Era, básicamente, un mayorista de etiquetas falsas, de una calidad notable. Le encontraron cinco shablones de serigrafía y 4300 etiquetas truchas.

Poco después, una mujer de nacionalidad venezolana fue detenida por la misma división en Liniers, también acusado del mismo delito: se le incautaron 800 pares de zapatillas Nike truchas. Se cree que el material podría valer, en la calle, cerca de 22 millones de dólares y que la mujer actuaba como una supuesta distribuidora para otros vendedores de zapatillas truchas.

El calzado falsificado de grandes marcas es una constante en el hampa argentina, con un valor que puede llegar a un tercio del original en el mercado legal. En todo 2016, la división Delitos Federales incautó de la Fedederal 4.784 pares de diversas marcas. En los primeros cinco meses de 201, la fue ampliamente superada: se encontraron desde enero a mayo 6.043 pares en total.

En febrero de 2021, la PFA arrestó también a Cristian A., un hombre de largo prontuario que ofrecía pares de zapatillas de diversas marcas falsificadas, Nike, Converse, Adidas, en grupos de compraventa de Facebook. Los rangos de precios iban de tres mil a cinco mil pesos. Había unos seis pares en la casa en la que vive. Marcas como Nike, Puma, New Balance. Luego, fueron a otro inmueble del que era titular en la calle Nazca al 200, Lomas de Mirador. Allí, encontraron cerca de 500 pares: Nike, Converse, Adidas y Vans. Había etiquetas, plantillas, forros internos, acolchonados, incluso cajas, todo lo necesario para empaquetar y despachar los modelos que costaban, a precio de venta, al menos un cuarto de los que se cuestan en locales legales. Sin embargo, la fábrica no estaba allí. (Infobae).